PULSACION

PULSACION
PULSACIÓN se distribuye en forma gratuita

viernes, 18 de enero de 2013

Arqueología II. Entrevista a Brien Foerster

Entrevista exclusiva con Brien Foerster, investigador de la serie de televisión “Alienígenas Ancestrales”

por Alan Brain

Brien Foerster
El investigador norteamericano Brien Foerster ha estudiado varias de las culturas del antiguo Perú y Bolivia y sostiene que hace más de 10, 000 años existió una civilización con conocimientos tecnológicos avanzados que construyó varios de los monumentos megalíticos que encontramos en el Valle Sagrado de los Incas en Cuzco (Perú) y en Puma Punku y Tiahuanaco (Bolivia). (Imagen cortesía de Brien Foerster)
Brien Foerster es un reconocido autor e investigador norteamericano que ha dedicado los últimos seis años a investigar la conexión entre los monumentos megalíticos del altiplano sudamericano (Perú y Bolivia) y los cráneos alargados que se encuentran en algunas culturas del antiguo Perú. Entre sus libros más importantes, se encuentran “El enigma de Tiahuanaco y Puma Punku”, “Más allá de Macchu Picchu, otros monumentos megalíticos del antiguo Perú” y “El enigma de la deformación craneal”, este último en coautoría con el famoso investigador de culturas antiguas, David Hatcher Childress.

Las teorías de Brien Foerster han sido presentadas en varios capítulos de la serie “Alienígenas Ancestrales”, específicamente: en el episodio 22 de la serie titulado “Alienígenas y antiguos ingenieros” en el que Brien explica su hipótesis sobre los verdaderos constructores del muro de piedra del templo del Sol en Ollantaytambo; y en el episodio 38 titulado “Los misterios de Puma Punku” en el que Brien, acompañado de otros investigadores, analiza los precisos cortes y grabados encontrados en las sorprendentes piedras de Puma Punku.
La visión de Brien Foerster sobre algunas de las culturas del antiguo Perú, sobre el origen de algunos de los monumentos megalíticos del altiplano peruano y sobre el misterio detrás de los cráneos alargados es tan o más valida que la que nos presenta la versión tradicional o paradigmática de la historia del antiguo Perú.
Esta semana, Brien Foerster conversó con Los Divulgadores sobre sus hipótesis y sobre sus trabajos de investigación en el Perú.

Brien Foerster Alienigenas Ancestrales Tiahuanaco Cuzco Craneos alargados Puma Punku
Brien Foerster ha dedicado los últimos seis a viajar por el Peru y Bolivia, investigando, entre otros enigmas, los monumentos megalíticos convencionalmente atribuidos a la cultura Inca y a la cultura Tiahuanaco. (Fotos cortesía de Brien Foerster)
Alan Brain: ¿Cómo te interesaste en Perú y en Tiahuanaco?
Brien Foerster: Yo he estado interesado en los misterios de la antigüedad desde que era un niño y también he estudiado las culturas nativas desde que era un niño. Entonces, lo que hago ahora, es una consecuencia del deseo de explorar el mundo. Hace seis años decidí venir a Perú a causa de mi fascinación por la cultura Inca y hace tres años, viajando, me di cuenta que tenía que visitar Tiahuanaco porque era un sitio arqueológico megalítico. Cuando estuve ahí, quede asombrado por el nivel del trabajo en la piedra, es alucinante, increíble.
Alan Brain: ¿Cuántos años has pasado investigando y viajando a Tiahuanaco?
Brien Foerster: Alrededor de tres años. He estado en Tiahuanaco unas cinco veces. Todos estos viajes son parte de mi investigación sobre las antiguas estructuras de Peru y Bolivia. Estas impresionantes estructuras que existen en Cusco o en Tiahuanaco en las que una piedra encaja con otra de manera casi exacta. En mi estudio trato de establecer las relaciones que existen entre estas estructuras megalíticas en cuanto a la época en la que se construyeron, en cuanto a quienes las construyeron y en cuanto a las técnicas que fueron utilizadas para su construcción.

Brien Foerster Alienigenas Ancestrales Tiahuanaco Cuzco Craneos alargados Puma Punku
Según Brien Foerster y otros investigadores como David Hatcher Childress, el milimétrico trabajo que se puede apreciar en las piedras de Puma Punku no puede haber sido realizado con las herramientas arcaicas de los antiguos pobladores del altiplano boliviano-peruano. La piedra que se puede apreciar en la parte inferior de la imagen presenta una línea de agujeros del mismo tamaño realizados sobre un surco regular y perfecto. Un trabajo difícil de realizar inclusive en nuestro tiempo. (Fotos cortesía de Brien Foerster)
Alan Brain: Estoy seguro que conoces la posición oficial o la de la mayoría de historiadores peruanos que data a Tiahuanaco hacia el 1500 a.C. ¿Cuál es tu posición al respecto?
Brien Foerster: En mi opinión, la versión oficial o convencional es completamente ridícula y eso incluye no solo a Tiahuanaco sino también a Cuzco y al Valle Sagrado de los Incas. He pasado bastante tiempo estudiando la cultura Inca, he escrito cinco libros sobre este tema y conozco lo que ellos eran capaces de hacer y lo que no eran capaces de hacer. Los Incas eran grandes constructores pero hay algunas construcciones en Cuzco que los Incas no pudieron haber realizado porque no tenían la tecnología y lo mismo sucede en Tiahuanaco.
La visión convencional es que Tiahuanaco data del 1,500 a.C. pero algunas partes de Tiahuanaco y Puma Punku tienen muchos miles de años de antigüedad. Los aymaras han vivido en esa región por lo menos mil años y ellos han construido muchas estructuras, pero no son los constructores de absolutamente todo lo que existe en esa zona. Lo mismo con los Incas, ellos no construyeron todas las estructuras pero sí la mayoría.
En mi opinión, las estructuras o construcciones que son tecnológicamente sofisticadas (como los milimétricos cortes de las piedras de Puma Punku o el muro del tiemplo del Sol en Ollantaytambo en Cuzco) son mucho más antiguas que los incas o los aymaras y con eso no estoy diciendo nada negativo sobre estas culturas, fueron maravillosas y aún lo son.

Brien Foerster Alienigenas Ancestrales Tiahuanaco Cuzco Craneos alargados Puma Punku
Las piedras de Puma Punku presentan superficies casi perfectamente planas. (Fotos cortesía de Brien Foerster)
Alan Brain: Totalmente de acuerdo contigo, la versión convencional u oficial de la historia del Perú antiguo no es demasiado convincente en varios aspectos, no solo en la antigüedad propuesta para Tiahuanaco. De acuerdo a tus investigaciones,  ¿en qué época se habría realizado la construcción de Tiahuanaco? 
Brien Foerster: En mi opinión, las partes más antiguas de Tiahuanaco y Puma Punku tienen más de 10,000 años de antigüedad. Fueron construidas antes del final de la última glaciación porque lo que mucha gente no se da cuenta es que la glaciación no fue solamente el derretimiento de las capas de hielo en los polos sino que fue un evento dramático que tuvo lugar en un periodo muy corto de tiempo, quizás en mil años. Durante la glaciación, hubo mucha actividad volcánica, posiblemente el eje de la Tierra fue alterado, muchos animales y plantas murieron y mucha gente murió.
Estas estructuras megalíticas que se encuentran en Tiahuanaco y en el Valle Sagrado de los Incas y que no pueden haber sido construidas por los aymaras o los incas, son recordatorios o recuerdos de una cultura muy antigua que se extinguió. En el caso de Tiahuanaco y Puma Punku, luego de la construcción de estas estructuras, llegaron los aymaras y las encontraron, las habitaron y en algunos casos, construyeron sobre ellas.
Lo cierto es que los aymaras realizaron muchas construcciones en Tiahuanaco pero yo puedo distinguir, al menos, tres periodos diferentes y tres estilos de construcción diferentes. Las piedras con los cortes más precisos o más exactos son las más antiguas y pertenecen a lo que yo denomino el periodo “Puma Punku”. Luego vino el periodo “Tiahuanaco” y posteriormente el periodo de lo que se denomina como la “civilización Tiahuanaco”, hace 3,000 años.

Brien Foerster Alienigenas Ancestrales Tiahuanaco Cuzco Craneos alargados Puma Punku
Una de las estelas encontradas en Tiahuanaco, atrás se aprecia la denominada “Puerta del Sol”.
Alan Brain: ¿Tienes una idea de cual podría haber sido esta cultura, predecesora milenaria de los aymaras y los incas, que creó estas impresionantes construcciones de piedra? ¿Cabe la posibilidad de que estos constructores megalíticos hayan sido seres extraterrestres?
Brien Foerster: Estoy casi seguro de que este no es el único planeta que alberga vida y que no es el único planeta que alberga vida inteligente. En mi opinión, es muy posible que existan otras civilizaciones en nuestra galaxia que han llegado a la Tierra en el pasado remoto que y probablemente se han mezclado con los primeros humanos. Este es uno de los temas principales de mi investigación y por eso es que estudio los cráneos alargados de la cultura Paracas, Cuzco y Tiahuanaco.
La mayoría de los cráneos alargados son producto de deformaciones. Es decir, a los bebes se les alteraba la forma del cráneo para que obtuvieran esa apariencia craneal alargada. Sin embargo, hemos encontrado otros cráneos cuya capacidad craneal, es decir el volumen interno del cráneo, es 25% más grande que el volumen interno del cráneo de un humano promedio. Es decir, se puede alterar la forma del cráneo pero no se puede incrementar la capacidad craneal.

Brien Foerster Alienigenas Ancestrales Tiahuanaco Cuzco Craneos alargados Puma Punku
Dos cráneos alargados pertenecientes a habitantes de las culturas del antiguo Perú que Brien Foerster ha fotografiado durante sus investigaciones. (Fotos cortesía de Brien Foerster)
Hay otras características físicas como que estos cráneos pesan 25% más de lo que pesa el cráneo de un humano promedio. Además, algunos de estos cráneos tienen dos agujeros en la parte de atrás que parecen haber sido utilizados como punto de entrada por el sistema nervioso o el sistema sanguíneo. Estos agujeros no se encuentran en un cráneo humano “normal”.  (ver foto de abajo)
Mis investigaciones con estos cráneos alargados sugieren que existió una raza antigua de humanos que no eran homo sapiens sapiens como nosotros pero que eran muy cercanos a nosotros genéticamente y que gracias a esa similitud genética eran capaces de mezclarse con humanos normales. Con el tiempo, la población de esta raza de seres que tenían el cráneo alargado desapareció o se extinguió y por eso es que, hoy en día, ya no vemos ninguno de ellos.
En mi opinión, estos cráneos alargados pertenecen a los descendientes de esta raza o civilización perdida de constructores megalíticos.
Es como que unos seres llegaron a la zona de Tiahuanaco, construyeron estas estructuras encontradas en Puma Punku y utilizaron el lugar como una especie de fábrica para posteriormente abandonarlo. Luego, otra cultura llegó y utilizó las estructuras de piedra para otros propósitos.

Brien Foerster Alienigenas Ancestrales Tiahuanaco Cuzco Craneos alargados Puma Punku
Algunos de los cráneos alargados analizados por Brien Foerster. Arriba izquierda, un cráneo humano compuesto de tres placas. Abajo derecha, un cráneo alargado de un habitante del antiguo Perú que extrañamente presenta solo dos placas craneales. Las otras dos imágenes muestran dos extraños orificios encontrados en la parte de atrás de un cráneo alargado. Estos pequeños orificios no existen en un cráneo humano. (Fotos cortesía de Brien Foerster)
AB: De alguna manera, ¿Puma Punku habría sido entonces una especie de fábrica construida por extraterrestres con un propósito que aún desconocemos?
Brien Foerster:  Es una teoría posible. Probablemente, el propósito fue procesar oro y otros metales. Cerca a la región en la que se encuentra Puma Punku hay muchos minerales como oro, plata y cobre. Además, parece  que en el pasado un rio fue desviado hacia la zona de Tiahuanaco y Puma Punku,  y justamente para procesar este tipo de metales se necesita agua. Por eso, mi teoría es que unos seres antiguos procesaron metales en este lugar y cuando dejaron de usarlo, simplemente se fueron y lo abandonaron. Luego otras culturas adoptaron el área.
AB: Esto coincide con las teorías de Zecharia Sitchin, quien afirma que Tiahuanaco y Puma Punku fueron centros de explotación minera de los dioses sumerios llamados los Anunnaki, y también coincide con las investigaciones de Arthur Posnanky (1873-1946), quien descubrió cuevas que según su teoría fueron usadas para extraer minerales y quien sostuvo que Tiahuanaco tiene más de 15,000 años de antigüedad.
Brien Foerster:  Arthur Posnansky fue un brillante investigador boliviano y un hombre muy inteligente. Por supuesto, los académicos trataron de destruir su carrera inmediatamente porque él estaba pensando fueran de los marcos preestablecidos, fuera del paradigma y estaba destruyendo la reputación y el medio de subsistencia de los arqueólogos convencionales. Posnansky contempló profundamente a los restos arqueológicos de Tiahuanaco y Puma Punku. Yo aplaudo a Arthur Posnansky por su trabajo.

Brien Foerster Alienigenas Ancestrales Tiahuanaco Cuzco Craneos alargados Puma Punku Posnansky
Arthur Posnanky (1873-1946) determinó, a través de estudios arqueoastronómicos, que Tiahuanaco tenía una antiguedad de 15,000 años.
AB: ¿Por qué crees que es tan difícil que es un historiador convencional o un académico acepte este tipo de teorías?
Brien Foerster:  Es difícil porque sus carreras están basadas en el hecho de pensar de una manera específica y sus profesores les han enseñado de una manera específica. Entonces, cualquier cambio radical como otorgarle a Puma Punku una antigüedad de más de 1o, 000 años, en lugar de la visión tradicional que le otorga 2,000 o 3,000 años, pone en riesgo a muchas de estos historiadores que han desarrollado sus carreras dentro de la visión tradicional y esto los asusta, mucho más si se empieza a desarrollar la evidencia que apoya estos cambios radicales.
Existe el sistema de revisión por pares que es lo que los científicos deben hacer pero yo creo que, en algunos casos, existen acuerdos sobre lo que se puede decir o no decir sobre, por ejemplo, la historia. Cualquiera que trate de salirse de lo acordado es automáticamente ridiculizado y algunas carreras han sido destruidas de esta manera.
Alan Brain: Recuerdo un episodio de las primeras temporadas de “Alienígenas Ancestrales”, en el que explicabas tus teorías sobre la gigantescas piedras de granito del templo del Sol de Ollantaytambo y sostenías que esa estructura no podía haber sido construida por los incas.
Brien Foerster:  Es cierto, eso fue durante la tercera temporada de “Alienígenas Ancestrales”, hicimos un segmento de veinte minutos sobre Ollantaytambo y creo que es uno de los sitios arqueológicos más espectaculares no solo del Perú sino del mundo. He llevado a varios ingenieros a este lugar para que traten de descifrar como los habitantes del antiguo Perú podrían haber cortado estas piedras de manera tan exacta y los ingenieros simplemente no tienen respuestas, se quedan anonadados.

Brien Foerster Alienigenas Ancestrales Tiahuanaco Cuzco Craneos alargados Puma Punku
Según Brien Foerster, el templo del Sol de Ollantaytambo (Cuzco, Peru), del cual solo queda un muro, no fue construído por los incas sino por una cultura antigua que aún desconocemos. De acuerdo con las investigaciones de Foerster, algunas de las piedras de granito que componen este muero pesan más de cuarenta toneladas y fueron transportadas desde la montaña que está al otro lado del rio.
Pero el lugar al que te refieres es el templo del Sol en Ollantaytambo, que está hecho de granito. Algunas de las piedras del templo de Sol pesan más de cuarenta toneladas y las trajeron de una cantera elevada en la montaña que se encuentra al otro lado del rio. Entonces, ¿cómo es que alguien, incluso con tecnología moderna, puede mover tantas piedras de ese tamaño hacia la parte baja de la montaña, cruzar el rio y luego subirlas por varios cientos de metros al lugar dónde se encuentra el templo del Sol?
Una vez más, esto hace que los ingenieros modernos contemplen el asunto con incredulidad, no tienen la más mínima idea de cómo se podría haber realizado.
Alan Brain: Volviendo a Tiahuanaco, en la misma región donde están ubicados los restos arqueológicos se han encontrado dos objetos extraños que relacionan a los antiguos habitantes de esta región con los sumerios. El primero es la Fuente Magna que es una vasija de barro que contiene símbolos muy similares a la escritura cuneiforme sumeria y cuya autenticidad aún se discute; y el segundo es el Monolito de Pokotia, que según algunos investigadores está escrito en un lenguaje que podría ser clasificado como protosumerio. Además, algunos linguistas como Emeterio Villamil de Rada han encontrado rastros del lenguaje sumerio en las lenguas quechua y aymara. ¿Es posible que los sumerios hayan llegado a esta parte del continente americano?
Brien Foerster:  Es posible. Quizás los sumerios llegaron a la región de Tiahuanaco o quizás fue otra cultura que tenía un lenguaje similar al sumerio la que llegó a la región dónde se encuentra Tiahuanaco. Lo que mucha gente no se da cuenta es que muy probablemente, hace miles de años, la gente era capaz de navegar alrededor del mundo. No se necesita mucha sofisticación para construir un bote con una vela que pueda cruzar el atlántico o el pacífico. Para navegar no se necesitan necesariamente instrumentos,  lo que se necesita es saber como navegar guiándose por las estrellas, por la Luna y el Sol. Entonces, ese podría ser un signo evidente de que una cultura antigua, probablemente la sumeria, estuvo en el área de Tiahuanaco hace aproximadamente seis mil años.

Brien Foerster Alienigenas Ancestrales Tiahuanaco Cuzco Craneos alargados Puma Punku Pokotia Monolito Fuente Magna cuneiforme
A la izquierda, la “Fuente Magna”,  hallada cerca al lago Titicaca, cuya autenticidad aún está en discusión. En el detalle (izquierda abajo) se puede apreciar símbolos que se asemejan a la escritura cuneiforme sumeria. A la derecha, el Monolito de Pokotia, encontrado en la misma zona, y que según algunos investigadores, presenta un lenguaje protosumerio.
Alan Brain: En el episodio de “Alienígenas Ancestrales” sobre Puma Punku estuviste en el area arqueológica de Tiahuanaco acompañado de otros miembros del equipo de “Alienígenas Ancestrales” tratando de descifrar como se podrían haber realizado los milimétricos cortes que se encuentran en algunas piedras, ¿cuál es la opinión de los otros investigadores?
Brien Foerster:  Estuve en Tiahuanaco con David Hatcher Childress y Hugh Newman. En Agosto, volveré a Tiahuanaco con Christopher Dunn, autor de “Giza Power Plant” (“Giza planta de poder”) y con un grupo de gente. Christopher Dunn, quien es ingeniero y especialista en máquinas para realizar cortes milimétricos en diferentes tipos de materiales, llevará a Tiahuanaco una serie de equipos de medición para realizar sus investigaciones. Christopher Dunn ha estado en Egipto dónde también hay rastros de tecnología antigua y está muy impresionado con Puma Punku. El sabe lo que es una superficie plana y lo que es una curva precisa porque ha trabajado en la construcción de piezas para turbinas de avión. En Puma Punku, Christopher ha encontrado piedras que son casi perfectamente planas. Estas piedras solo tienen errores de 0.0001 a 0.0002 de pulgada sobre lo que sería una superficie perfectamente plana. Esto no se puede lograr con martillos de piedra o herramientas arcaicas, esto requiere tecnología como la que tenemos ahora e incluso más avanzada. Lo más fenomenal es que el estilo de Puma Punku, me refiero a este tipo de cortes tan precisos en la piedra que parecen haber sido hechos con algún tipo de maquinaria especial, no existe en ningún otro lugar del planeta. No hay nada semejante en Perú , Sudamérica o Egipto.

Brien Foerster Alienigenas Ancestrales Tiahuanaco Cuzco Craneos alargados Puma Punku
Brien Foerster (izquierda) y David Hatcher Chidress analizando las estructuras de piedra de Puma Punku durante el episodio 38 de “Alienígenas Ancestrales” titulado “El misterio de Puma Punku”. (imagen extraída del progama “Alienígenas Ancestrales”)
AB: Muy interesante Brien. En nombre de los lectores de Los Divulgadores y de los fans de la serie “Alienígenas Ancestrales” quiero agradecerte el haber compartido con nosotros tus investigaciones. Antes de despedirme, una curiosidad, ¿cómo es que no te has interesado por las líneas de Nazca?
Brien Foerster:  Estoy muy interesado en Nazca. En este momento, estoy solo a tres horas de Nazca, me encuentro en el Museo de Historia de Paracas, en la oficina de su Director, Juan Navarro, quien ha estudiado las líneas de Nazca por quince años. El sostiene que las figuras de animales de la pampa de Nazca fueron hechas por los habitantes de la cultura Paracas, no por los nazcas. Los nazcas llegaron a esta zona posteriormente y tomaron la pampa mientras los paracas se extinguían. Los nazcas fueron los que hicieron las líneas, el sistema de líneas, pero no fueron quienes hicieron las figuras de animales que vemos en la pampa.
Esto no hace más que profundizar mi investigación en los habitantes del antiguo Paracas porque ellos ocuparon un territorio muy grande desde la costa, pasando por Nazca, y subiendo hacia las tierras altas del Perú.
AB: Un abrazo y mucha suerte Brien.

Brien Foerster Alienigenas Ancestrales Tiahuanaco Cuzco Craneos alargados Puma Punku
A derecha y a izquierda, dos ejemplos de la extraordinaria precisión de los surcos encontrados en las piedras de Puma Punku. Al centro abajo, uno de los cráneos alargados estudiados por Brien Foerster. ¿Es posible que los cráneos alargados pertenezcan a los descendientes de quienes construyeron Puma Punku? (Fotos cortesía de Brien Foerster)
Cabe destacar que, según Brien Foerster, en Agosto del 2011 se enviaron fragmentos de cinco cráneos alargados, aquellos con una capacidad craneal superior a la normal, a un laboratorio norteamericano para iniciar exámenes de ADN y de carbono 13. Los exámenes determinaron que en el ADN de estos cráneos existen elementos que no corresponden al ADN humano:
“Los resultados iniciales de los examenes (de ADN) han mostrado diferencias entre los craneos de Paracas y los humanos de ahora, pero aun son muy imprecisas.” (Brien Foerster en God and Aliens magazine.)
Para poder confirmar ese hallazgo, Brien Foerster ha enviado, hace unas semanas, nuevos fragmentos para realizar estudios más avanzados de ADN e incluso pruebas de carbono catorce.   En una comunicación por mail del 16 de Julio del 2012, Brien Foerster agregó que los exámenes realizados a los cráneos aún no han sido capaces de determinar nada concreto a nivel genético.  En su página web, Brien Foerster ha hecho un update sobre los resultados de algunos de los exámenes:
“Los resultados de los examenes realizados a tres cráneos de Paracas que nos han entregado el 14 de Junio del 2012 nos han dado 2300 años de antiguedad para los tres cráneos ( + – 30 años) por carbono 14.”
Si usted conoce algún monumento megalítico en el Perú o en Bolivia que pueda aportar a las investigaciones de Brien Foerster o si usted tiene alguna consulta sobre los temas tratados en esta entrevista puede escribirle a Brien al correo electrónico: shipibospirit@hotmail.com.
Para todos aquellos que quieran conocer en detalle el trabajo de Brien Foerster los invito a visitar su sitio web personal, en el que podrán encontrar sus libros y más información sobre sus investigaciones, y si prefieren mirar algunos videos relacionados al tema, los invito a visitar su muy interesante sitio de videos.
Historias relacionadas:
Comunicador audiovisual e investigador independiente. En Los Divulgadores, Alan Brain cubre los rubros de astronomía, ciencia, estudios bíblicos y extraterrestres, entre otros. “Un divulgador necesita ser, al mismo tiempo, un investigador exhaustivo, un traductor riguroso y un buen narrador.”
Alan Brain
Alan Brain
Vea todos los artículos escritos por Alan Brain

Arqueología I

El misterio de Puma Punku

Cuando en 1549 el español Cieza de León llegó al alto valle andino de Tiahuanaco, no lejos del lago Titicaca, descubrió unas ruinas extraordinarias.  Ubicada a 20 kilómetros del extremo sur de la parte boliviana del lago Titicaca y a unos 3.840 metros de altitud, Tiahuanaco se extiende sobre unas 420 hectáreas, con vestigios megalíticos que cubren cerca de 16 hectáreas. El paisaje desolado está flanqueado al este y al oeste por dos cadenas montañosas que alcanzan más de 4.700 y 6.000 metros respectivamente. Es difícil imaginar un lugar más impropio para el desarrollo de una civilización avanzada…
El monumento más conocido de Tiahuanaco es la “puerta del sol”, un enorme bloque de piedra erigido y decorado con un fresco.
Puerta del Sol de Tihuanaco
Además encontramos restos de templos (uno de ellos piramidal y otro en parte subterráneo), los vestigios de un palacio, numerosas construcciones e ídolos tallados en imponentes monolitos. Cuando fueron descubiertas por los españoles, las ruinas eran mucho más imponentes, pero los movimientos telúricos, frecuentes en la región, y el desmantelamiento de que fueron objeto los muros de la ciudad para utilizar las piedras en otras construcciones, contribuyeron a su destrucción, hasta que fuera declarado sitio arqueológico. Sólo los bloques de piedra más grandes permanecen actualmente en su lugar. Fue necesario realizar observaciones aéreas para establecer el trazado de toda la ciudad.
Desde la llegada de los españoles, surge la pregunta acerca de la antigüedad de Tiahuanaco. Los indios de entonces eran incapaces de dar la menor información confiable: sólo cuentan que la ciudad fue edificada por gigantes, en una sola noche, antes del Diluvio, y que fue destruida por un enorme terremoto o por los rayos del Sol.
Sobre su origen y datación, otros autores como Daniken, o como Denis Suarat en 1962 en su obra sobre la Atlántida, postulan que nuestro planeta tendría 250.000 años de historia de civilizaciones, en vez de los 6.000 que conocemos. Hace 250.000 años habría habido una civilización muy desarrollada en esa zona. El mar subía hasta esa altura en aquella época y Tihuanaco estaría al nivel del mar. Las construcciones que podemos ver en las ruinas actuales serían por lo tanto un puerto. La causa de que el nivel del mar estuviese tan alto es que la Luna se encontraba tan solo a 5 ó 6 radios terrestres, lo que provocaba unas fuertes mareas que no descendían en todo el día, ya que la Luna daba vueltas a la Tierra a gran velocidad.
Puma Punku, que se traduce en la Puerta del Puma, es parte de las ruinas de Tihuanaco, que es conocida por sus enormes piedras y por la extraordinaria precisión de su corte y colocación. Es uno de esos lugares de los que se dice que las piedras están tan estrechamente concebidas que un cuchillo no se puede insertar entre ellas. Este es otro de los argumentos esgrimidos para afirmar que estas construcciones fueron construidos por una civilización superavanzada, atlante o extraterrestre, siendo considerada la Baalbek del nuevo mundo.
La cultura Tihuanaco es anterior a la Inca, y su cultura en conocida gracias a la arqueología, ya que no tenían lenguaje escrito. Los primeros vestigios de la cultura Tihuanaco datan del 400 a.C. pero no fue hasta el 500 d.C. cuando estuvo verdaderamente desarrollada. En su mejor momento vivían en la zona 400.000 personas, centrándose alrededor de Puma Punku. El comercio y la agricultura eran boyantes. Sin embargo, décadas de sequía sacudieron la zona alrededor del año 1000 y la ciudad de Tihuanaco fue abandonada, disolviéndose sus habitantes por las montañas circundantes.
Lo extraordinario de Puma Punku con respecto al resto de ruinas de Tihuanaku es por ejemplo un conjunto de bloques pétreos con forma de H que encajan con gran precisión.

Otra peculiaridad es la sujeción de baldosas de roca con piezas de cobre. Algunas fueron martilladas en frio sobre las muescas talladas en la roca, y en otras ocasiones el metal derretido se vertía sobre la muesca.

Debido a la regularidad de las formas muchos autores han sugerido que realmente estos bloques no son de piedra, sino que están hechos con cemento. No hay evidencias de que culturas pre-incas tuviesen el conocimiento de la fabricación de cemento y además las pruebas realizadas sobre las mismas indican que no lo son. Los análisis  indican que las hay dos tipos. Los grandes bloques son de una piedra arenisca roja que era extraída en una cantera a 10 Km de distancia. El otro tipo es la andesita ígnea, que se utilizaba para ornamentación y era extraída de una cantera a orillas del lago Titicaca, a unos 90 Km de distancia. Estas piedras se desplazaban en canoas de caña por 80 Km y se arrastraban por tierra los 10 kilómetros restantes.
Mucho se ha hablado del peso de las piedras de Puma Punku. Hay autores que dicen que la más grandes pesa unas 440 toneladas. Yo he visto incluso algunos sitios en los que hablan de 1000 toneladas. Puma Punku efectivamente tiene la piedra más pesada de todas las ruinas de Tihuanaco, que se encuentra en la plataforma de piedra. El peso calculado de ese bloque es de unas 131 toneladas. El segundo bloque en peso es de 85 toneladas. El resto son bastante más pequeños.
No ha quedado constancia de las técnicas que se usaron para trabajar y mover estas piedras, pero este hecho no sirve para afirmar que esta civilización no fuese capaz de ello. El Partenón griego se realizó 1000 años antes que las ruinas de Puma Punku, y sin embargo nadie dice que fue realizado por los extraterrestres.
Puma Punku no es un puerto. Es simplemente una estructura escalonada más de las que se encuentran en Tihuanaco, como Akapana, Oriente Akapana, Kalasasaya, Putuni, y el templo semisubterráneo. Estas formaciones vistas desde arriba son cuadrados esparcidos por la zona. Si en algún momento Tihuanaco hubiese estado cubierto de agua, estas estructuras en vez de puertos serían pequeñas islas, rodeadas por un mar que cubriría hasta las rodillas, demasiado poco profundo para ser navegable. No tiene ningún sentido hacer un puerto así.

lunes, 14 de enero de 2013

Genética y Derechos Humanos

Maravillas y miserias del genoma

Un genetista argentino compiló un volumen que examina los usos favorables y los abusos de la ciencia del ADN
Por Ana María Vara  | 
¿Qué ciencia es esta que nos deja tan maravillados? ¿Cómo puede y debe preocuparnos? ¿Cuánto nos sirve para ayudar a defender los derechos humanos? ¿Cómo puede volverse contra los propios ciudadanos?", se pregunta Jorge Sequeiros, profesor de la Universidad de Porto en el prefacio de Genética y derechos humanos. Encuentros y desencuentros.
Sus interrogantes condensan el sentido de una obra de inquietante profundidad y alcance iberoamericano. El compilador, Víctor B. Penchaszadeh, es un genetista argentino que desarrolló gran parte de su carrera en Estados Unidos, adonde llegó en los años setenta huyendo de la represión absurda desatada en nuestro país. Su figura es clave, ya que fue protagonista en uno de los mejores acercamientos entre la ciencia del ADN y la búsqueda de la verdad: estableció el contacto entre las Abuelas de Plaza de Mayo y los genetistas que desarrollaron los métodos que las ayudarían a recuperar a sus nietos.
Cinco capítulos están dedicados a la extraordinaria serie de esa iniciativa. El propio Penchaszadeh narra su encuentro con Abuelas y el trabajo pionero realizado junto con la investigadora norteamericana Mary-Claire King y el chileno Cristian Orrego, apoyados por los eminentes expertos Luca Cavalli-Sforza y Pierre Darlu: en apenas un año desarrollaron una metodología para el "cálculo de abuelidad". Comenzaba así una lucha por la identidad que se iría perfeccionando y expandiendo por el mundo, de la que rinde cuenta también el capítulo de Mercedes Doretti y Luis Fondebrider, miembros del Equipo Argentino de Antropología Forense, que ha prestado asistencia en más de cuarenta países y hoy está dedicado a la Iniciativa Latinoamericana para la Identificación de Desaparecidos. Por su parte, la abogada Verónica Ruiz Figueroa cuenta el caso chileno, y las dificultades que debieron sortear los familiares de desaparecidos de ese país para recuperar los restos entrañables. Manuel Paredes López nos lleva a Colombia, y narra los dolores y esperanzas de esta misma búsqueda en el marco de un conflicto armado que dura décadas. Completa el conjunto un texto con las necesarias explicaciones sobre cómo se constituye un banco de datos genéticos, a cargo de Genoveva Keyeux, vicepresidente de la Red Bioética Latinoamericana y del Caribe Unesco.
Pero el libro también aborda la cara oscura de la genética, y sus "malos usos", como sencillamente los califica Estela de Carlotto en el prólogo. Los brasileños Sérgio D. J. Pena, Telma S. Birchal y Mônica Sette Lopes retoman la historia de la "invención y desinvención" de las razas, mientras que el argentino Luis Justo analiza los abusos de la ciencia del ADN en la relación con los pueblos originarios. En la enumeración de horrores y dislates, Marisa Miranda y Gustavo Vallejos se concentran en las iniciativas eugenésicas en nuestro país en el siglo XX, antes y después del Holocausto.
Sobre los riesgos actuales escribe el experto en bioética Salvador Bergel, quien devela las tensiones económicas detrás del megaproyecto del Genoma Humano, así como también la nueva realidad de las patentes sobre la información genética, que encarece los diagnósticos y tratamientos. Penchaszadeh hace un segundo aporte sustantivo, al señalar las barreras para el acceso a la salud, la creciente comercialización de la medicina y las resbaladizas estrategias de marketing con que empresas especializadas ofrecen sus servicios de pruebas genéticas directamente al público.
Genética y derechos humanos trata un arco de cuestiones y problemas que deja en evidencia la complejidad de las relaciones entre ciencia y sociedad, desmitificando una disciplina que merece una mirada atenta y crítica.

Genética y derechos humanos

Víctor B. Penchaszadeh (comp.)

sábado, 12 de enero de 2013

2036

La NASA descarta que el asteroide Apofis impacte con la Tierra en 2036

La agencia espacial dice que las posibilidades de choque son de una entre un millón

La roca tiene un tamaño de tres campos y medio de fútbol

Imagen de la NASA del asteroide Apofis del pasado 8 de enero. / AFP


Pueden respirar tranquilos. El asteroide Apofis, con un tamaño equivalente a tres campos y medio de fútbol, no impactará sobre la Tierra durante su sobrevuelo en el año 2036, como se preveía. Los científicos de la NASA del laboratorio de Pasadena, en California, lo han descartado hoy viernes de forma efectiva. Para ello han utilizado información actualizada de la agencia espacial obtenida con telescopios en 2011 y 2012 y datos nuevos que consiguieron el pasado miércoles con el sobrevuelo de este asteroide a 15 millones de kilómetros de la Tierra.
"Con los nuevos datos proporcionados por los observatorios ópticos de Magdalena Ridge (Nuevo México) y Pan-STARRS (Hawaii), junto con datos muy recientes proporcionados por el radar Goldstone Solar System, hemos determinado con eficacia la posibilidad real de un impacto con la Tierra de Apophis en 2036”, ha dicho Don Yeomans, director del programa de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA. Así, a tenor de esta nueva información, las posibilidades de un impacto serán de  de una entre un millón en esa fecha. Según los cálculos que difunde ahora la NASA, será el 13 de abril de 2029 cuando el asteroide Apofis realice el sobrevuelo más cercano de un asteroide de su tamaño: pasará a solo 31.300 kilómetros sobre la superficie terrestre.
El asteroide se descubrió en 2004 y de inmediato congregó la atención de los científicos
El asteroide se descubrió en 2004 y de inmediato congregó la atención de los expertos. En un principio, los cálculos iniciales de su órbita indicaban una posibilidad del 2,7% de que impactara con la Tierra  en 2029. Cálculos posteriores retrasaron la eventual colisión hasta 2036.
La estimación del tamaño del Apofis también ha variado en este tiempo. Ayer jueves se supo que el asteroide es mayor de lo que se creía, según los primeros datos obtenidos por uno de los numerosos observatorios astronómicos que lo han seguido durante esta semana.
La dimensión de esta roca irregular ha pasado de 270 metros de diámetro medio a 325 metros, con una precisión mayor en las medidas que las realizadas desde su descubrimiento en 2004. El observatorio espacial Herschel, de la Agencia Europea del Espacio (ESA), ha seguido durante días el paso del asteroide, que ha llegado a estar a 14,5 millones de kilómetros del planeta, la décima parte aproximadamente de la distancia de la Tierra al Sol.